Julín Serra

Coco pacheco: un amante de nuestras raíces

Jorge “Coco” Pacheco es uno de los chefs más destacados de nuestro país, quien con una amplia trayectoria en el arte culinario ha sido reconocido también en varios países del mundo, hasta donde ha llevado sus creaciones, las que mezclan perfectamente la delicadeza gourmet con los sabores de nuestro mar y tierra.

foto

A sus 60 años, “Coco” Pacheco ha dedicado gran parte de su vida a rescatar los sabores tradicionales chilenos, los que ha llevado a la mesa a través de su renombrado restaurante “Aquí está Coco”. Inaugurado en 1975, es considerado como uno de los mejores restaurantes de productos del mar, donde se ha enfocado en mostrar nuestras tradiciones, a través de su gastronomía y decoración.

Como parte de su trayectoria profesional, destaca su participación en un matinal de televisión, donde enseñaba variadas recetas de cocina, siempre rescatando las delicias culinarias chilenas. Posteriormente, encabezó el primer estelar gastronómico emitido por un canal de televisión: “Sal y Pimienta”, el que estuvo al aire durante tres exitosas temporadas.

Su pasión por la cocina ha llevado a “Coco” Pacheco a publicar varios libros. Uno de ellos es “Cocinando al fin del mundo”, con el que recibió en 1992 el premio al ‘Gastronómico más destacado del año’, otorgado por los periodistas especializados. Posteriormente realizó una segunda versión de este libro, el que fue traducido al inglés.

Este connotado chef no sólo ha sido reconocido en nuestro país, sino que además ha viajado por todo el mundo representando a Chile en importantes encuentros gastronómicos, destacando su participación en las ciudades de Londres, Miami, Nueva York, Barcelona, Venecia, Sao Paulo, entre otras.

El último proyecto de “Coco” Pacheco es “La Ruca Mapuche”, donde realiza clases de “cocina ancestral”, además de impartir charlas para los amantes del arte culinario.

foto

Actualmente, este destacado chef nacional trabaja junto a sus dos hijas: Francisca y María Paz, en este proyecto familiar, el que ha dejado importante dividendos a la gastronomía nacional.